April 13, 2012

President Obama’s Green Light to FTA is a Red Flag for Afro-Colombians

As President Obama seems to be ready to give a green light to Colombia for the implementation of the US-Colombia Free Trade Agreement this weekend, under the guise of improvements in labor conditions and human rights, the Black Communities Process in Colombia (PCN) raises the question: what it will take for the Obama administration to understand the severity of Afro-Colombians’ human rights?

Just this year, from January to April, PCN registered ten violent events that have caused the internal displacement of 35 families in Buenaventura; three families in the coast of Cauca Department (Guapi and Timbiqui), in order to escape the forced recruitment of their children by paramilitaries; two leaders disappeared and were later found murder by paramilitaries in Curvarado, Choco; five Afro-Colombians were killed and more than 20 wounded by bombs in Tumaco and Guapi, and the Community Council leaders and internal displaced and women organizations in Cauca continued to receive death threats (16 in total since 2009).

These are just a handful of horrible examples of the egregious human rights violations against Afro-descendant communities and their leaders. Yet we understand that this administration is prepared to proclaim to the world that the human rights situation in Colombia is not an issue anymore. For Afro-Colombians, we are still disproportionably affected by the internal armed conflict in all its manifestations, we are still the most impoverished in the country, we are still military target by all armed forces in urban and rural areas, our lands are still been taken away, we still don’t have basic needs and we still don’t have any reliable representation at any level of government because the structural discrimination.

While President Obama is in Cartagena, the place where our African ancestors first step foot on after being kidnapped as part of the first trans Atlantic “free trade system” in the Americas, to talk about hopes and future for the continent, we ask, do the African descendant people count?

If in Colombia there are men, women and children dying every day of hunger, sexual violence, targeted killing, lack of health services and victims of the deteriorating economic conditions in urban and rural settlements, why is that the Obama administration discount these realities as serious human rights violations?

Afro-descendants have the same rights as the rest of humanity. And as this administration and others concern with human rights in Colombia focus on the important issues of labor conditions and union organizers rights -we ask- what about Afro-Colombians?

President Obama, the Black Communities’ Process exhorts you to abstain from giving a green light to the FTA in Colombia and to acknowledge the red flag that all of those who are committed to protecting human rights have been raising for long time now, particularly in regard to Afro-Colombians.

With our traditional affirmation of life, joy, hope and freedom,

Black Communities Process in Colombia (PCN)
International Working Group in the United States

Contact information: Charo Mina-Rojas at charominarojas@gmail.com or (1+34) 760-0663.

April 12, 2012


February 27, 2012

The Violation to the Afro-Colombians' Right to Prior, Free and Informed Consultation threats the communities integrity

"It is important that the Colombian government understand that the violation of the Afro-descendant communities rights is a factor that threats their physical and cultural integrity increasing their vulnerability" said the Black Communities Process (PCN) in a letter to the Special Rapportour on the rights of Afro-descedants, Rose-Marie Belle Antoine and José de Jesús Orozco Henríquez the Rapportour for Colombia, Panamá and Peru.

Read the letter in Soanish: http://www.afrocolombians.com/pdfs/PCN-CIDH-ConsultaPrevia-TierrasyDsllRural-1-25-2012

January 31, 2012

Afro-Colombian Organizations Presented Proposal for Afro-descendant Victims Law

Frustrated by the Colombian government’s lack of political will to reach out to Afro-Colombian victims in a legitimate process of previous consultation, the National Working Group of Afro-Colombian Organizations, known as the Mesa Afrocolombiana, crafted its own proposal for the Decree Law that suppose to provide reparation and land restitution to the Afro-descendant victims of the internal armed conflict.The Mesa presented the proposal to the Colombian government and asked the government to develop a truthful participatory process. On December 2011, President Juan Manuel Santos signed the decree law 4635, without responding to the victims rights and the Community Councils and organizations demands.
The proposal can be found at http://www.afrocolombians.com/pdfs/PropuestaDecretoLeyVictims-MesaAfrocolombiana.pdf

December 2, 2011

En el Mes de la “Afrocolombianidad”: Balance de Siglos de Resistencia y Veinte Años de Legislación


Charo Mina Rojasï

En Julio serán ya veinte años de cambio Constitucional y legislativo en reconocimiento de la presencia Africana y su legado en Colombia. A casi dieciocho años de la firma de la Ley 70, que reconoce derechos territoriales, políticos, culturales y económicos como grupo étnico, las organizaciones de base Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras han logrado avances en desarrollo legislativo para el reconocimiento y protección de sus derechos y territorios ancestrales; la titulación de 5.2 mil hectáreas (149 títulos colectivos) de territorios ancestrales en la región del Pacifico y algunas zonas del Caribe; la estructuración de 176 Consejos Comunitarios como autoridades administrativas y vigilantes de la conservación ambiental del territorio; la inclusión de legislación y programas etnoeducativos dentro de la politica educativa; la consecución de espacios de representación política en el Congreso y la Cámara de Representantes a través de una circunscripción especial; han logrado la formulación de lineamientos de desarrollo sustentable alternativo y autónomo para las comunidades de base y, han avanzado en su proceso de apropiación identitararia en términos conceptuales, políticos, culturales y vivenciales.

Todos estos logros representan el proyecto politico y de vida de varios millones de Afrodescendientes. Un sueño utópico y la lucha por autodeterminación, en condiciones de libertad y soberanía. Estos han sido logros significativos tanto en beneficio individual y colectivo de los Afrocolombianos, como aportes significativos a la construcción y comprensión de la sociedad colombiana, reconocida en 1991 en su carácter pluri-étnico y multicultural. Estos logros son también parte de un oneroso camino donde discriminación, exclusión, expropiación, desplazamiento interno, exilio y genocidio han sido una constante.

Al lado de la tenaz capacidad de lucha de las comunidades de base Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras, heredada de sus ancestros cimarrones, se han erguido opositores siniestros. Gobiernos de turno con sus políticas, grupos armados subversivos y grupos armados ilegales tienen su propio balance. La población Afrodescendiente ha sido afectada en forma desproporcionada por el conflicto armado interno, la imposición de políticas capitalistas neo-coloniales y la militarización de sus territorios. Los grupos paramilitares han sido responsables del 39% de las violaciones contra Afrodescendientes, seguidos por el grupo guerrillero FARC (18.9%)[i] . Asi mismo, fuerzas militares, de inteligencia y de policía son responsables desapariciones forzadas, violencia sexual, reclutamiento forzado y asesinatos que continúan amparados bajo el manto de la impunidad. Se calcula que la proporción de desplazamiento interno (5.2 millones de personas en total), es 54% mas alta en población Afrocolombiana que en el resto de población[ii]. 97% de los Afrocolombianos en condición de desplazamiento interno se encuentran en situación de pauperización. 73.2% de los Afrocolombianos perdio sus bienes y fuentes de subsistencia[iii]. El empobrecimiento en población Afrocolombiana es del 85%. Comunidades, Consejo Comunitarios, organizaciones, lideres y lideresas viven bajo constante amenaza de muerte y son objeto de violencia y persecución selectiva. Bajo diferentes pretextos o sin la necesidad de ellos, esas fuerzas opresivas se han aliado en una estrategia perversa para impedir que la tenacidad de las comunidades Afrodescendientes avancen en su proyecto autónomo de vida digna, paz y libertad.

En 1993, cuando un grupo de lideres Afrocolombianos peleaba por el reconocimiento e inclusión de la población Afrodescendiente en la carta de derechos constitucionales, durante el proceso conocido como “La Constituyente”, el senador Cornelio Reyes respondió a una solicitud de apoyo para sostener el tema dentro del debate: “ustedes que esperan? Por lo menos los indígenas han puesto muertos, ustedes no han puesto muertos”[iv]. Se estima que mas de dos millones de vidas se perdieron en el camino trasatlántico entre Africa y las Americas durante el periodo de esclavización. Miles de vidas Africanas ha costado la construcción económica y el sostenimiento ambiental[v] de lo que hoy es la nación Colombiana. Centenares de Afrodescendientes dieron sus vidas para convertir a Colombia en una patria libre y soberana durante el periodo de independencia. Solo en las ultimas décadas, las vidas de centenares de afrodescendientes han pagado el costo del conflicto armado interno, de la llamada guerra contra el narcotráfico y terrorismo y la vergonzosa ambición capitalista y neo-colonial. Las vidas de mujeres y hombres, e incluso niños y niñas, Afrocolombianos continúan cegándose a nombre del desarrollo y bienestar del país. Solo en Mayo de este año hemos contado mas de diez hermanos y hermanas asesinados en la región de la Costa Pacifica, por grupos que de una u otra manera representan intereses nacionalistas.

Mientras los Afrodescendientes avanzamos con la visión de aportar a la construcción de un mundo mejor para todos, siguiendo un legado ancestral, serán suficientes los muertos para los muchos Cornelios Reyes de este país? Al parecer, no todavía. En las conversaciones de los Presidentes Colombiano y de Estados Unidos sobre el respeto a las vidas de los Colombianos y sus derechos humanos, como pre-requisito de aprobación del Tratado de libre Comercio (TLC) entre los dos países, los Afrodescendientes, una vez mas, no se cotaron. Su tragedia, las vidas y derechos violados no son significativos en el balance. Los compromisos del Presidente Juan Manuel Santos en el acordado Plan de Acción para la aprobación del TLC, no incluyen ninguna acción especifica de prevención y protección de las vidas, derechos y bienes de los pueblos indígenas y grupos Afrocolombianos.

Cual es el balance del gobierno colombiano y sus instituciones en su responsabilidad de reconocimiento y reparación? Mas de doce años después de los compromisos con el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), el gobierno no ha cumplido con esos compromisos[vi]. En el 2004, la Corte Constitucional Colombiana determino mediante el Auto T-025 que la situación humanitaria de los Afrodescendientes en condición de desplazamiento interno era “un estado de cosas inconstitucional” y ordeno al gobierno colombiano tomar medidas al respecto. El incumplimiento del gobierno obligo a la Corte en el 2009 a dictar ordenes especificas de prevención, protección y consulta previa mediante el Auto 005, que el gobierno ha fallado en cumplir a cabalidad[vii] Por el contrario, las victimas Afrodescendientes continúan sin ser reconocidas y atendidas en su carácter diferenciado y el desplazamiento interno de estas comunidades se incremento en un 16% después del 2000. Igual ha ocurrido con el derecho a la consulta previa y el consentimiento previo, libre e informado, regulado (Convencion 169 de la OIT). La administración Santos ha enunciado una política de restitución de tierras que no incluye la restitución y reparación a los Afrodescendientes. Mas aun, en declaraciones recientes el Presidente Santos reafirmo la ya conocida posición del gobierno de negar a las victimas Afrodescendientes de su derecho a la verdad, la justicia y la reparación de crímenes de lesa humanidad cometidos por grupos ilegales de carácter paramilitar. El gobierno llama a los paramilitares reagrupados después del dudoso proceso de desmovilización, delincuentes comunes (BACRIM), con lo cual excluye sus crímenes del fuero legal contemplado en los estándares internacionales de derechos humanos y derecho internacional humanitario, dejando en la impunidad los abominables crímenes cometidos en los últimos diez años. En general, el estado colombiano ha fallado en traducir las disposiciones legales en acciones y condiciones concretas que garanticen la protección y ejercicio pleno de los derechos de la población Afrodescendiente.

Mientras el mes de la herencia Africana en Colombia avanza en su parafernalia retórica, las vidas y aportes de esos Africanos siguen sin ser honradas y por el contrario el racismo, la segregación, exclusión y genocidio se sostienen como formas estructurales de opresión. Colombia tiene una deuda histórica y una responsabilidad de reparación con la Diáspora Africana. Una cuenta todavía por pagar.


ï Miembro del Equipo de Trabajo Intenacional del Proceso de Comunidades Negras en Colombia (PCN) y de la Red de Solidaridad Afro-Colombiana (ACSN por su sigla en Ingles). Contacto: charo@io.com


[i] Ver, Corte Constitucional Colombiana. Auto 005 de 2009, numeral 65.

[ii] Población Afrocolombiana, Discriminación Racial y Derechos Humanos. 2008. http://www.ddhhcolombia.org.co/files/Cifras%20sobre%20discriminacion%20racial.pdf

[iii] ECODESARROLLO. “Caracterización de la población afrocolombiana desplazada lineamientos de política de atención diferenciada”. Bogota 2006

[iv] Relato recogido de Mercedes Moya, representante por las Comunidades Negras ante la Constituyente.

[v] En territories Afrodescendeintes e indigenas se encuentra el 10% del patrimonio natural y genteico del mundo.

[vi] Observatorio de Discriminacion Racial, PCN y otros. “Raza y derechos humanos en Colombia. Informe sobre discriminación racial y derechos de la población afrocolombiana”. Universidad de los Andes. Bogota. 2009.

[vii] Programa de Justicia Global. “El desplazamiento forzado de los afrocolombianos. Evaluación del cumplimiento del gobierno colombiano del auto 005 de la Corte Constitucional”. Universidad de los Andes, Bogota. Noviembre, 2010.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

June 16, 2011

US-Colombia FTA Facts Sheet

Colombia NAFTA Expansions: Economic and Human Rights Nigthmare
US-Colombia Free Trade Agreement Talking Points
By, Trade Watch Organization
http://www.afrocolombians.com/pdfs/ColombiaFTAFactsheet.pdf

May 21, 2011

Las Comunidades del Consejo Comunitario de La Toma, Suárez y Buenos Aires Celebran el Ser Afrodescendiente en pie de lucha por sus derechos

Las comunidades Afrodescendientes del Norte del Cauca, haciendo honor al legado de lucha y resistencia de sus ancestros, conmemoraron el día de la abolición de la esclavitud, (decretada el 21 de Mayo de 1851, pero no efectiva hasta Enero 1 de 1952), con acciones de desobediencia civil por la defensa de tu territorio ancestral y el ejercicio de sus derechos en paz y con dignidad.

El 21 de Mayo, decretado por el gobierno Colombiano como el “Día de la Afrocolombinidad”, las comunidades pertenecientes al Consejo Comunitario de La Toma: Gelima, Yolombo, Dos Aguas, El Hato y La Toma, convocaron a una movilización para enviar al gobierno Colombiano un mensaje claro: el territorio que habitan es un legado que viene de 1636 cuando sus ancestros tomaron y
compraron con oro 7000 hectáreas para establecerse como pueblo libre. Como tal, sus legítimos propietarios defenderán el territorio ancestral, sus recursos y su gente y, resistirán al saqueo y expropiación que los intereses económicos desarrollista quieren imponerles.

En un acto pacifico pero decisivo las mas de 500 personas, en su mayoría mineros artesanales de las cinco comunidades del Consejo Comunitario de La Toma, apoyadas por comunidades de los municipios de Suárez y Buenos Aires, bloquearon las entradas al municipio de Suárez, en respuesta a la orden de desalojo impartida por el Alcalde de Suárez Luis Fernando Colorado, en Resolución No. 2864-3-30, Abril 30, 2010, en la cual el Alcalde define a los mineros tradicionales y pobladores ancestrales como “perturbadores” y clasifica su actividad minera como “ilícita”. La orden fue dada en respuesta a una acción de cumplimiento interpuesta por Hector Sarria ante el juzgado primero de Popayán, a quien el Instituto Geográfico de Minas (INGEOMINAS), concedió permiso de explotación minera de 99.5 hectáreas, en la vereda La Toma, pasando por alto el deber de consultar y obtener previamente el consentimiento de la comunidad. Esta es la segunda orden de desalojo que se hace contra las comunidades. En Agosto del 2009, INGEOMINAS ordeno el cese de toda actividad minera y desalojo de los mineros artesanales del área en concesión a Héctor Sarria. Frente a las gestiones del Consejo Comunitario y la presión internacional, el Ministerio del Interior y Justicia ordeno al Alcalde de Suárez “parar toda acción de desalojo” en La Toma en Octubre.

En Noviembre 5 de 2009, el Consejo Comunitario de La Toma, representado por su Presidente, Lisifrey Ararat, denuncio ante la Corte Inter-Americana de Derechos Humanos la concesión de 35 permisos mineros otorgados por INGEOMINAS a las multinacionales Anglo Gold Ashanti y Cosigo Resort y a varias compañías en individuos nacionales, comprometiendo 6 mil de las 7 mil hectáreas del Consejo Comunitario y, las amenazas de muerte que la oposición del Consejo ha generado. El gobierno Colombiano representado por la oficina de derechos humanos de la Vicepresidencia, se comprometió a atender la situación. En Diciembre del 2009 la oficina de derechos humanos de la Vicepresidencia se reunió con las comunidades para definir medidas de protección a sus lideres y establecer una agenda de negociaciones. Dada la negligencia e incompetencia del gobierno para cumplir los acuerdos de esta reunión, las comunidades no solo continúan enfrentando el desalojo sino también amenazas de muerte a sus lideres.


Las concesiones mineras en comunidades Afrodescendientes implican serias violaciones a sus derechos humanos, en particular a los derechos económicos, sociales y culturales y al derecho a la participación, la consulta y el consentimiento previo, libre e informado consagrado en el Convenio 169 de la OIT (artículos 6 y 7), del cual Colombia es signatario. Por otra parte, la irresponsabilidad de INGEOMINAS al conceder permisos de explotación minera a compañías multinacionales y terceros sin previa consulta y consentimiento de las comunidades y la negligencia del Ministerio de Minas en atender la situación oportunamente, ha generado un riesgo grave para las comunidades y sus lideres. Desde Octubre 4 del 2009 el grupo paramilitar “Aguilas Negras” viene profiriendo amenazas de muerte contra de éstos, acusándolos de “no permitir que entre el desarrollo” y de estar “en contra del gobierno y de sus políticas”. En las amenazas declaran objetivo militar con nombre propio el presidente del Consejo Comunitario, su Vicepresidenta Francia Márquez y varios de sus lideres y liderezas, además de un numero de organizaciones vinculadas a la lucha de defensa del territorio y los derechos humanos en la región.

El silencio del gobierno Colombiano frente a las amenazas, la negligencia de las entidades responsables, como el Ministerio del Interior y de Justicia, para investigar los hechos y la incompetencia de oficinas como la de Asuntos de Comunidades Negras, Raizal y Palenquera, dirigida por Rosa Carlina García, para condenar los hechos y actuar diligentemente para proteger la integridad de las comunidades y la vida de sus lideres, da legitimidad a los grupos ilegales que amparan sus amenazas en la defensa de los intereses del gobierno.

Si bien es cierto el gobierno estaba comprometido a reunirse con las comunidades a principios del 2010, solo la presión comunitaria y la solidaridad internacional, han hecho que finalmente se concrete una reunión el Miércoles 26 de Mayo en la cabecera municipal de Suárez, entre las comunidades, el gobierno nacional en cabeza de los Ministerios de Minas y de Justicia y las autoridades locales para buscar salida a la situación. El Consejo Comunitario hizo publico un comunicado en el cual se determina que, de no presentarse respuestas concretas por parte del gobierno a la situación, las comunidades continuaran sus acciones de resistencia pacifica, llamando la atención nacional e internacional y presionando al gobierno colombiano para que cumpla con su responsabilidad de respetar y hacer respetar los derechos de las comunidades Afrodescendientes de La Toma.

Las comunidades pertenecientes al Consejo Comunitario de la Toma están catalogadas por la Corte Constitucional, en el Auto 005 de 2009, como comunidades riesgo, vulnerables de desplazamiento interno. El Auto 005 ordena al gobierno Colombiano hacer una caracterización de las comunidades en riesgo y definir con estas medidas de protección y asistencia que deberán estar contempladas en un plan de acción. El plazo vence el 30 de Mayo del 2010. El Consejo y organizaciones locales bajo su propia iniciativa y gestión han avanzado en la formulación de su “ruta étnica, mientras las entidades del gobierno responsables, encabezadas por la Dirección de Asuntos Afro, dilata con asuntos burocráticos, el ejercicio participativo que ordena la Corte Constitucional.

Las comunidades demandan que las 35 ordenes de explotación minera concedidas a terceros sea revocadas y el que gobierno investigue las amenazas proferidas por las Águilas Negras en contra de sus lideres y castigue debidamente a los responsables.

Las comunidades, organizaciones y personas solidarias a nivel nacional e internacional, continuamos a la espera de que se el gobierno Colombiano cumpla con su responsabilidad de respetar y hacer respetar los derechos y proteger la vida de los habitantes de La Toma.

Charo Mina Rojas, Mayo 25 del 2010
Contacto: charominarojas@gmail.com


Fotos: Cortesía de Luis Armando Vargas Balanta, Consejo Comunitario de La Toma. 2010

Creative Commons License
Las Comunidades del Consejo Comunitario de La Toma, Suárez y Buenos Aires Celebran el Ser Afrodescendiente en pie de lucha por sus derechos by Charo Mina-Rojas is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.afrocolombians.com.

February 8, 2011

PCN Denounces Irregularities on the Government's National Development Plan Presentation

Englis/Spanish
PCN PUBLIC STATEMENT- Regarding the Consultation Process and Standardization of Previous Consultation of the National Development Plan (PND) 2010 - 2014 "Prosperity for All” http://www.afrocolombians.com/pdfs/PCN-PCandPND1272010-eng.pdf

PCN DECLARACION
PUBLICA
 - Frente

al
Proceso
de
Consulta
y
Protocolización
de
la
Consulta
Previa
del

Plan
Nacional
de
 Desarrollo
2010
‐
2014
"Prosperidad
para
Todos”
 http://www.afrocolombians.com/pdfs/DECLARACIONPUBLICA-Consultiva1272011-final.pdf

October 31, 2010

July 13, 2010

Afro-Colombian territories and oil palm cultivation

Memorandum from NASGAC to the U.S. Congressional Black Caucus regarding the case of Jiguamiando and Curvarado (Choco, Colombia), illegal lands expropriation. May 2010.
Complete document in English at http://www.afrocolombians.com/pdfs/ToCBC-NASGACC-ASCOBA-May2010.pdf
Spanish at http://www.afrocolombians.com/pdfs/CBCdeNASGACC-ASCOBA-Mayo2010.pdf

Far Worse Than Watergate: Widening Scandal Regarding Intelligence Agency as New Government Takes Office in Colombia

"A still-unfolding scandal in Colombia is revealing
that the government’s intelligence agency not
only spied upon major players in Colombia’s
democracy—from Supreme Court and Constitutional
Court judges to presidential candidates, from
journalists and publishers to human rights defenders,
from international organizations to U.S. and European
human rights groups—but also carried out dirty tricks,
and even death threats, to undermine their legitimate,
democratic activities. And it may have carried out its
illegal surveillance with orders from top presidential
advisors. The next Colombian administration must
be challenged to fully reform the nation’s intelligence
services to put an end to these authoritarian practices".

"The tactics outlined in these operations included:
framing a journalist by placing him in a fabricated
guerrilla video and requesting the suspension of his
visa (possibly to the U.S.); conducting sabotage
against Constitutional Court judges; making it appear
that opposition politicians and nongovernmental
leaders had links to illegal armed groups or were
engaged in corruption or adultery; stealing passports
and ID cards; making threats; using blackmail."

By U.S. Office on Colombia, Latin America Working Group Education Fund, Center for International Policy and Washington Office on Latin America.
http://www.wola.org/media/COLOMBIA/Far%20Worse%20than%20Watergate.pdf